La mujer que mantuvo una relación con Pablo Escobar, y vivió un cruel aborto cuando tenía cinco meses de embarazo; la víctima quiso suicidarse pero el narcotraficante no se lo permitió.

Escobar no solo fue conocido por sus actividades ilícitas, sino, por la larga lista de parejas que tuvo, desde modelos y reinas de belleza, hasta jóvenes vírgenes. 49 de ellas terminaron asesinadas.

Lea también: Gobierno anuncia medidas para garantizar la seguridad en Arauca

Wendy, una de sus amantes hizo parte de la vida de Escobar y su final, fue una de las historias más crueles que se haya conocido del narcotraficante. La relación fue confirmada por la esposa del capo, Victoria Henao.

“Pablo no tuvo más amantes que esa pobre niña Wendy y yo, las otras eran prostitutas muy bonitas de una noche porque a Pablo, sobre todo cuando empezó a esconderse, le daba mucho miedo que sirvieran de señuelo a sus enemigos. Les pagaba bien y las despachaba”, dijo Henao.

Lea más: Parlamento francés aprueba proyecto de ley para pase de vacunación

De esta manera, Henao escribió el libro ‘Mi vida y mi cárcel con Pablo Escobar’, en el cual, destinó un capítulo para las amantes de Escobar al que tituló ‘Las mujeres de Pablo‘. Allí escribió sobre Wendy, asegurando que lo que hizo él “fue una bestialidad”.

El aborto que le hizo Escobar a Wendy

Wendy Chavarriaga Gil cometió un ‘pecado’ imperdonable para Escobar, quedar embarazada; por ello, una vez se dio cuenta que esperaba un hijo del narcotraficante, decidió huir a Estados Unidos para salvaguardar su vida y la de su futuro bebé, además, sabía que el capo jamás pisaría suelo norteamericano.

“Lo único que Escobar les tenía prohibidísimo a sus amantes era que quedasen embarazadas y Wendy no cumplió. Ella quedó embarazada por plata, pero el patroncito no quiso saber nada y le mandó a dos ‘pelaos’ y al veterinario para que le sacaran el bebé“, indicó ‘Popeye’ en su momento.

Vea también: (Video) Dos muertes por “oleajes anómalos” en Perú tras erupción volcánica en Tonga

Pero, cuando Escobar se enteró del embarazo de la modelo dio la orden a sus hombres, ‘Yeison’, ‘La Yuca’, ‘Carlos Negro’ y ‘Pasquín’ para que la capturaran y posteriormente la sujetaran para dormirla.

Cuando despertó Wendy, al primero que vio fue a Escobar, quien momentos después le narraría el cruel crimen que cometió. “Te lo saqué”, dijo el narcotraficante, acompañado por un veterinario y dos sicarios que acababan de practicarle el aborto.

Conozca más: “No nos involucren más en su guerra absurda”: indígenas del Cauca a disidencias de las Farc

Escobar y sus hombres le pusieron fin a un embarazo de cinco meses, por tal razón, la noticia impactó tanto a la modelo que intentó lanzarse por una ventana, pero los guardaespaldas de Escobar la sostuvieron, sin embargo Wendy juró que se vengaría de él.

Por lo tanto, la mujer volvió a la vida de Escobar, pero esta vez lo hizo como la novia de ‘Popeye’, quien años más tarde, la asesinaría por órdenes del narcotraficante a pesar del amor que le tenía.

Vea más: Djokovic abandona Australia tras perder la batalla judicial

“Yo la quería con toda mi alma. Era una modelo espectacular, del otro mundo. Una mujer a la que las piernas le salían de la nuca. Sabía hablar, sabía sentarse, sabía comer (…) Yo le puse una cita y le mandé cinco sicarios para que acabaran con ella“, contó ‘Popeye’ en su momento.

Wendy era una modelo que tenía su propia fortuna y fue una mujer que se convirtió en un verdadero ‘desafío’ que quería Escobar, aunque sus hombres que actuaban como sus ‘celestinos’ no lograron conquistarla.

Mire más: (Video) Pobladores saquean camión de transporte en Valdivia, Antioquia

Por ello, el capo tenía una rutina para conseguirse mujeres: cuando llegaba a un lugar, miraba a su alrededor y si veía alguna mujer de su agrado, enviaba a sus escoltas para que le compraran una botella de champagne o de whisky. Lo hacía porque sabía que más tarde iría la mujer a darle las gracias.

Esta táctica no funcionó con Wendy, fue la única mujer a la que tuvo que conquistar sin ayuda de sus hombres. Por eso, cuando consiguió lo que quería decía: “Soy un campeón”.

Podría leer: Un bebé de tres semanas muere por el covid-19 en Catar

Wendy vivía solo a dos cuadras de la casa familiar de Escobar, tenía un lujoso apartamento en los alrededores del Club Campestre de Medellín, ella nunca necesitó del dinero de él, solo cometió el error de enamorarse del narcotraficante más buscado en el mundo, un amor que la llevó a la muerte.