En hechos que son materia de investigación, en las últimas horas, en zona rural de Tarazá, bajo Cauca antioqueño, se presentó una asonada contra una unidad militar, donde un campesino resultó muerto, al parecer, uno de los soldados habría disparado en contra del hombre.

El hecho se dio en medio de un ataque que pretendía impedir las labores de erradicación de cultivos ilícitos en esta región.

Así pues, Luz Marina Hernández, visiblemente afectada, denunció que el Ejército asesinó a su esposo, Luis Díaz Otero.

«Simplemente eran unos campesinos reclamando que salieran pacíficamente, porque siempre van a erradicar a la misma vereda donde los campesinos no tienen nada más y mi esposo no estaba haciendo nada (…) el Ejército empezó a disparar (…) estaba parado de espaldas, le dispararon y le dieron en la cabeza y fue un soldado», afirmó la esposa del campesino muerto en Tarazá.

Vea también: Un soldado habría muerto durante un procedimiento policial en Soledad, Atlántico

Respuesta del Ejército

Ante la denuncia, el Ejército Nacional emitió una respuesta a través de un comunicado, en el que señala que los hechos se presentaron durante «una asonada contra la unidad militar».

Publicidad

Según la misiva de la Séptima División, todo fue por «un grupo de personas que pretendía impedir las labores de erradicación».

“Los soldados, ante una amenaza real e inminente en contra de su integridad física, se repliegan. Posteriormente, unos individuos entran en confrontación con las tropas, donde resulta herida una persona», indica el comunicado.