Pese a las medidas de extender el pico y placa tres horas y media en la mañana y en la noche, la calidad del aire no mejora en Medellín y el Área Metropolitana. Una estación permanece en naranja, por eso, las autoridades decretaron que el estado de alerta se extenderá hasta el próximo miércoles 4 de marzo.

Este estado de alerta se da debido a los episodios de contaminación atmosférica detectados por las estaciones de monitoreo.

«La ciudadanía ha dejado sus carros y ha dejado las motos, pero el aire se sigue contaminando, entonces creo que llegó la hora también de mirar qué está pasando con las empresas», aseguró el alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

Entre tanto, según autoridades de salud se incrementaron hasta en un 10% las consultas por enfermedades respiratorias.