Ante la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se presentó, la respuesta del Estado colombiano, que considera improcedente la solicitud de medidas cautelares presentada por el alcalde suspendido de Medellín, Daniel Quintero.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez fue quien lideró la delegación colombiana que presentó dicha respuesta.

Le puede interesar: Capturan a cinco personas en Medellín, vinculadas con el asesinato del fiscal paraguayo

En la reunión se destacaron las funciones de la Procuraduría en las investigaciones por presunta participación en política de servidores públicos.

La Delegación afirma que en el caso del alcalde suspendido Daniel Quintero, han estado disponibles las medidas “para resolver cualquier controversia que se haya derivado de las actuaciones de las autoridades disciplinarias”.

Asimismo, afirmaron que el Estado cuenta con los mecanismos para salvaguardar los derechos del alcalde suspendido y que se han desplegado acciones de seguridad personal y familiar, así como el acceso a la justicia a favor del señor Quintero.

Le recomendamos leer: Caso de exmilitares detenidos por el asesinato del presidente Jovenel Moise llega a la Corte Constitucional

Y aunque gran parte de lo hablado fue sobre las garantías que tiene el suspendido alcalde sobre su caso, el objetivo principal de la reunión es afirmar que las medidas cautelares solicitadas por Quintero son improcedentes y que, por tanto, se activará la competencia de este órgano internacional (la CIDH) en el asunto.

Las medidas que pidió Quintero

Daniel Quintero fue suspendido por presunta participación en política, que se habría evidenciado en varias publicaciones en sus redes sociales.

A raíz de esto, Quintero Calle, ha buscado constantemente el camino para demostrar que esta decisión iría en contra de la democracia del país y así mismo en contra de sis derechos.

Le recomendamos leer: JEP niega viaje a ‘Timochenko’ para salir del país; debe comparecer en audiencia por secuestros

Por esta razón es que a mediados del mes de mayo, presentó medidas cautelares que también buscarían evitar su destitución.

“Es una pena que para defender la democracia tengamos que salir del país. En Colombia se ha roto el curso constitucional. La procuradora y el presidente [Iván] Duque han desafiado el Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, manifestó Quintero desde Washington D.C.