La Contraloría General de la República determinó que se mantiene el estado de cosas inconstitucional en el sistema carcelario y penitenciario (SPC), declarado por la Corte Constitucional en el año 1998, a pesar de la reducción significativa del hacinamiento que, según el Ministerio de Justicia, se ubicó en un 16.7 % con una sobrepoblación de 13.771 reclusos.

“La reducción temporal del hacinamiento no ha servido para atenuar la delicada situación que se vive en las cárceles colombianas y se prevé un deterioro mayor cuando este se vuelva a acelerar”; advierte el informe.

La Contraloría advierte que aunque el hacinamiento se ha mantenido 30 puntos menos a la tendencia que se tenía antes de la pandemia, “los indicadores carcelarios de bienestar no han mejorado”.

 

Le puede interesar: Compraron 450 mil balas y 5.800 chalecos antibalas con dineros para la pandemia

 

“La pandemia desnudó varias de las fallas estructurales que tiene el SPC y, en general, el sistema de justicia. Aún no se logra consolidar una política criminal coherente y eficaz para reducir el encarcelamiento carcelario y garantizar la progresividad penal del sistema”; dice el informe.

 

“La reducción del hacinamiento es más alentadora si se tiene en cuenta que la Corte Constitucional indicó que un hacinamiento tolerable estaría por el 20 %”, expresó el director del INPEC, Mariano Botero Coy.