Por lo menos 30 viajeros que en este puente viajarían al exterior se quedaron en Bogotá y algunos de ellos en prisión. Una red de lavado infiltró los sistemas de promociones. La operación que la Policía está haciendo en los aeropuertos del país es parte de otra más grande de la Interpol que se cumple en otros quince países.