Ante las recientes medidas anunciadas por la Alcaldía de Bogotá, el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, expresó que “estamos viviendo las consecuencias de un diciembre muy difícil, en el cual un porcentaje de la población no acogió las recomendaciones”.

Las reuniones familiares sin medidas de protección, sitios con aglomeración y sin cumplir los protocolos de bioseguridad tienen al país dividido en tres grandes grupos de ciudades, según explicó Moscoso.

El primero presenta una curva con tendencia estable hacia la baja; el segundo sigue en un pico alto pero con disminución inicial de casos que se espera se refleje en la disminución futura de ocupación UCI; el tercer grupo es donde se presentan dificultades por crecimiento de casos y alta ocupación de unidades de cuidado intensivo, en el que están Bogotá, Medellín (Valle de Aburrá) y Cali.

“Estamos tomando medidas, haciendo ajustes, trabajando con las entidades territoriales para buscar la mejor alternativa de este aislamiento selectivo, buscando la medida propia para cada ciudad y para condición”, indicó el vicesalud.

Agregó que desde el Ministerio de Salud se viene trabajando en conjunto con los entes territoriales, pero que cada entidad tiene su propuesta, la cual es adoptada posterior a una concertación conjunta, como es el caso de Bogotá.