El ministro de Defensa, Guillermo Botero, explicó el documento que contiene todos los pasos para la nueva regulación del porte de armas en el país.

En Colombia habían 339.000 permisos para el porte de armas, los cuales están suspendidos, y en este momento hay solo 5000 excepciones que fueron concedidas por razones de seguridad, por lo cual el Ministerio de Defensa iniciará una revisión de cada una de esas excepciones para decidir si serán renovadas o no.

“Primero que tenga permiso de porte vigente, es una primera condición porque sin ella no hay nada. En segundo lugar, que verdaderamente lo requiera y tercero que sea un hombre de bien, es decir, que no tenga contravenciones contra el Artículo 27, que no tenga antecedentes de ninguna clase y que no tiene abierta ninguna investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación”, sostuvo el jefe de la cartera de Defensa.

Publicidad

Será un comité integrado por cinco personas, que a su vez será vigilado por las inspecciones de las Fuerzas y por sus comandantes, el que debe decidir si una persona puede tener un permiso regional o nacional.

Así las cosas, las personas que hagan el trámite para obtener el permiso de armas, tendrán que adjuntar documentos que no eran solicitados en el anterior procedimiento.

“Se crean unos comités y se reduce la discrecionalidad para el otorgamiento de los permisos. Habrán dos clases de permisos, unos que tienen un carácter regional y otros que tienen un carácter nacional. El año pasado, los nacionales eran solo 1197 permisos, mientras que los regionales eran 5630. Esto es como un espirómetro que cada año se pone en ceros porque los permisos se dan por año, estos permisos que vamos a otorgar se vencen el 31 de diciembre”, agregó Botero.

Estos permisos son básicamente para la autorización de pistolas y revólveres, y en algunos casos específicos para escopetas en zonas rurales del país.