El ministro de Defensa, Guillermo Botero, amplió los detalles de la operación Zeus, con la que se dio de baja a Rodrigo Cadete, uno de los más sanguinarios disidentes de las Farc, y dijo que «la Fuerza Pública tiene rodeado a ese grupo que acompañaba a Cadete cuando fue sorprendido».

Indicó que “el criminal operaba en un triángulo que hay dentro de los departamentos de Caquetá, Guaviare y Meta, donde pretendían crear un corredor que les diera una salida a Venezuela y una eventual salida al Pacífico, porque detrás de esto hay rentas ilegales”.

En la operación militar murieron 14 integrantes del GAO residual, seis fueron capturados y cuatro menores de edad fueron recuperados. También se encontraron 15 fusiles, tres escopetas, seis pistolas, un lanzagranadas, 20 granadas de 40 mm, 2200 cartuchos, 22 equipos de campaña y material de comunicaciones, que el jefe de la cartera de Defensa dijo que eran de gran importancia.

Dentro del material de comunicación, las Fuerzas Militares incautaron cuatro computadores, cinco discos duros y 14 USB.

Botero confirmó que el nombre verdadero de Rodrigo Cadete era Mesías Salgado Aragón, oriundo de Paujil, Caquetá y tenía 51 años al momento de fallecer. El sujeto contaba con circular azul de Interpol y distintas órdenes de captura por delitos de terrorismo, homicidio, concierto para delinquir y reclutamiento ilícito.

El ministro de Defensa enumeró el prontuario del abatido criminal de manera cronológica:

  • En 1980 ingresa al Frente 15 de las Farc
  • En 1996 es el segundo cabecilla del Frente 16.
  • En 1999 asume el liderato de la columna ¨Jhon Leal¨ del Frente 16
  • En el año 2000, se vuelve cabecilla de la columna Móvil Oliverio Rincón
  • En el 2012, se encuentra como cabecilla del Frente 39
  • En el año 2013, es el cabecilla del Frente 27
  • Para septiembre del 2017, se declara en disidencia y se convierte en el cabecilla del GAO Residual Estructura 62

Para Botero, “lo más importante es que con la muerte de Rodrigo Cadete se están evitando un sin número de muertes más, que iba a producir en el curso de los próximos meses”.

Por su parte, el fiscal general Néstor Humberto Martínez resaltó que desde que Rodrigo Cadete desertó del sistema transicional tras el acuerdo de paz con las Farc, por lo que “al momento de la operación de neutralización por parte de las Fuerzas Militares, el señor (Cadete) estaba en curso de investigaciones criminales porque estaba a actividades delictivas, en tanto, no estaba sujeto a la Jurisdicción Especial para la Paz”.