Una declaración de Nelson Alarcón, perteneciente al sindicato de trabajadores de la educación desató polémica al decir que las protestas contra el Gobierno, que comenzaron el 28 de abril, son una plataforma para llegar al poder en las elecciones de 2022.

Esto es para llegar con miras al 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al (oficialista) Centro Democrático, derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en el 2022, eso es de largo aliento, entonces tenemos que cambiar la táctica”, expresó Nelson Alarcón, expresidente y actual directivo de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode).

 

Le puede interesar: En video quedó grabado impactante caso de fleteo en Medellín

 

 

Fecode es una de los organismos que conforman el Comité Nacional de Paro (CNP), que convocaron algunas jornadas de manifestaciones y que aglomera sindicatos, centrales obreras y organizaciones civiles que rechazan la política social y económica del presidente Iván Duque.

Las declaraciones han sido criticadas desde diversos sectores políticos, que acusan a líderes sindicales de tener intereses electorales y de impulsarlos a través de las manifestaciones, mientras que son defendidas por otros que argumentan que el Gobierno busca “censurar” a Alarcón.

 

Vea también: Colombia será el primer país de Latinoamérica en recibir vacuna de Janssen contra el COVID-19

 

Por su parte, el presidente Duque calificó lo dicho por Alarcón como “lamentable” y “vergonzoso”, así como dijo que el líder sindical es una persona “desfachatada que pretende justificar semejante vulneración de derechos (los bloqueos) con argumentos políticos con pretensiones electorales o electoreras”.

“Por Dios, el que pretenda hacer política afectando los derechos al trabajo, la vida, la niñez, la salud, claramente no está aspirando a nada que sea provechoso, por el contrario está atizando la destrucción del orden constitucional”, exclamó el mandatario en un acto público.

En su defensa, Alarcón expresó que ellos son “sujetos políticos” y que no se retractará de “absolutamente nada” de lo que dijo.