Humberto de la Calle Lombana, el hombre que a nombre del gobierno de Juan Manuel Santos negoció con la guerrilla de las Farc y le puso fin a un conflicto de más de 50 años con ese grupo subversivo, se declaró “desencantado, por no decir indignado por la actitud del señor Jesús Santrich, que flaco favor le hace al proceso de paz con su desaparición”.

De la Calle asegura que actitudes como las de Santrich, Iván Márquez y Óscar Montero, alias “El Paisa”, lo que hacen es fortalecer y estimular a quienes predican la guerra y “cuestionan el proceso de paz con fines electorales”.

Gerardo Aristizábal