Ante las presuntas irregularidades en las actuaciones para atender la emergencia del Covid-19, en la tarde de este martes, 14 de abril, la Fiscalía General de la Nación, la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación, coordinada por los titulares de dichos órganos, acordaron líneas de trabajo.

Una primera línea consiste en constituir una mesa técnica que revise quejas, hallazgos y denuncias ciudadanas sobre abusos en el manejo de los temas de la emergencia e identifique las acciones inmediatas que deban emprenderse.

Semanalmente se revelarán al país los casos de impacto nacional y regional que presenten indicios de corrupción, para ejercer articuladamente las acciones fiscal, disciplinaria y penal, según sea el caso.

Asimismo, los equipos de las tres entidades actuarán integrados en los territorios, facilitando una mayor eficiencia en las investigaciones.

“No vamos a permitir que los corruptos jueguen con la necesidad de la gente en esta coyuntura”, señalaron los jefes de las entidades de control que ahora hacen parte de la estrategia transparencia para la emergencia.