En Pasto, estudiantes de universidades públicas y privadas se sumaron a una movilización por las principales vías de la ciudad en defensa de la educación pública.

“El día hoy los estudiantes y profesores están saliendo y exigiendo recursos para la educación pública y en contra de los gobiernos de Iván Duque, reformas que pretenden disminuir los beneficios salariales y prestacionales de los docentes a través de una modificación del Decreto 1279; por otra parte, no le está inyectando recursos a la universidad pública, los recursos que ellas necesitan, sino que pretenden desarrollar la reforma de la Ley 30 que tenía el Gobierno de Juan Manuel Santos desarrollada”, indicó Orlando Coral, representante estudiantil,

“Estamos también haciendo acompañamiento a toda la reforma universitaria, a las universidades públicas, obviamente, en contra de lo malos gobiernos y los malos manejos económicos y administrativos en lo educativo y financiero”, manifestó Sebastián Chávez Ortega, también representante estudiantil.

Mediante un comunicado los docentes de la Universidad de Nariño se vinculan a la asamblea permanente en la que se encuentran las universidades públicas del país.

“La razón de esa unión es porque nosotros creemos que toda Colombia se necesita desarrollar y eso es con educación, un cupo menos en la universidad pública se inyecta a la privada, no quiere decir que los chicos de la privada tengan recursos, sino porque la pública le cierra la puerta, ya que no hay recursos para la misma, para más cupos, profesores, laboratorios”, agregó Coral.

Por su parte, Manuel José Cuasapud, representante del Consejo Académico dijo: “Nosotros como representantes estudiantiles de la Universidad de Nariño estamos en contra de los malos gobiernos, como en este caso el de Duque y de las malas reformas tributarias que mal le han hecho al estudiante, que mal le han hecho al docente y hoy exigimos la financiación pública plena para la universidad, nosotros exigimos mayores presupuestos, nosotros marchamos y exigidos para ser escuchados”.  

Los estudiantes y docentes reclaman mayor inversión a la educación superior, ya que según las reformas estatales, se tendrá un recorte ostensible sumado a una deuda por parte del Gobierno a las universidades que suma más de $ 17 billones.