Los estudiantes de la Facultad de derecho de la sede de la Autónoma en Ocaña se unieron a la Asamblea en la mañana de hoy. Esta Facultad lleva 12 años en funcionamiento y desde hace dos años protestan por la calidad educativa. El registro calificado lo cancelaron en el 2015 por el Consejo Directivo de la Universidad.

 “La extensión Ocaña lo había alertado en algún momento. Habíamos  hecho un paro y habíamos exigido la presencia del señor Ramses en Ocaña”, sostuvo Eleacith  Duran, un estudiante de la universidad.

La Asamblea de hoy busca la renuncia del rector y del Consejo Directivo.

Anuar Saad, director del programa de Comunicación Social dijo que “acabaron literalmente con la universidad. Los activos, los edificios, las cuentas, el dinero y los recursos no existen. Estamos ante un cascarón”.

Desde el sindicato de la Dian se anunció que esta entidad no ha recibido ninguna indicación de los entes de control.

Manuel Castellano, fiscal de la junta directiva del sindicato de empleados de la Dian, confirmó que “una vez que se haga, estaremos atentos como entidad de control a cumplir con la labor que se nos encomienda, pero hasta la fecha no se ha encomendado”.