El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle entregó 3.000 computadores a seis instituciones de educación superior adscritas a la administración municipal y a la Gobernación de Antioquia.

Las universidades que se beneficiaron con esta iniciativa fueron el Colegio Mayor, ITM, Pascual Bravo, Tecnológico de Antioquia, Politécnico Jaime Isaza Cadavid y la I. U. Digital.

Los equipos serán destinados a igual número de alumnos previamente priorizados, quienes por sus condiciones socioeconómicas no contaban con esta herramienta de trabajo, lo que fortalecerá la permanencia educativa y mitigará el riesgo de deserción escolar.

Adicionalmente, cada uno recibirá una tarjeta sim para garantizar su acceso a Internet. Los rectores se encargarán de que estos recursos cumplan su función social y sirvan estrictamente para la inclusión y el aprendizaje.

La Alcaldía de Medellín, a través de Sapiencia, aportó la mayor parte y se articuló con el sector privado con la Asociación Nacional de Industriales de Colombia (ANDI), Capítulo Antioquia que donó 500 de ellos.

“Yo tengo dos sueños, que nadie tenga que renunciar a estudiar por falta de plata y que nadie tenga que sufrir por falta de un computador. Mi tesis es que si uno le da lo mejor a la gente en Medellín, no hay ninguna posibilidad de que les vaya mal. Estamos iniciando la transformación más grande en la historia de Medellín”, indicó el alcalde Daniel Quintero Calle.

Quintero Calle reiteró que el proyecto de infraestructura más importante en Medellín es la transformación educativa, que inicia con los procesos de aprendizaje y alimentación que se adelantan con la primera infancia, por lo que se duplicó el presupuesto para su atención de $400 mil millones a $800 mil millones.

Al mismo tiempo continúa con la meta de tener educación técnica en todos los colegios, con el objetivo de tener un computador por cada estudiante, para lo cual serán invertidos $100 mil millones desde la administración municipal y $15 mil millones del presupuesto participativo.

“Estamos construyendo un modelo educativo para la mediación digital, que nos permita no solo asistir los procesos educativos en estos tiempos de trabajo remoto en casa por la pandemia, sino que sea el soporte para una verdadera estrategia de B-Learning en nuestras instituciones de educación superior”, aseguró el director de Sapiencia, Carlos Chaparro Sánchez.