De acuerdo con la OCDE, a junio de 2019 en Colombia 14 de cada 100 habitantes tenían una conexión fija y la mitad de ellas lo hacía a una velocidad inferior a las 10 megas.

Esto contrasta con los meses de la pandemia, en los que se duplicó la demanda por los planes de ETB con fibra óptica, que llegan hasta las 300 megas.

Ante esta nueva necesidad de los hogares de contar con una conectividad más eficiente y veloz, que permita el uso simultáneo de varios dispositivos para las labores de trabajo, estudio, entretenimiento y productividad de los negocios, ETB realizará inversiones por más de $1.2 billones en los próximos 4 años para alcanzar así el 90 % de las viviendas de Bogotá y Soacha con acceso a la mejor tecnología en telecomunicaciones.

“Permitir que la población tenga acceso a la mejor tecnología para garantizar conexiones a internet más rápidas y con menos interrupciones impulsa la política digital del país, promueve la productividad, reduce la informalidad del mercado laboral y fomenta la innovación”, afirma Sergio González, presidente de ETB.

Solo este año, la fibra óptica de ETB cubrirá el 75 % de Bogotá y Soacha: de esta manera, la red amplía su cobertura en las localidades de Bosa, Kennedy, Mártires, Antonio Nariño, Rafael Uribe, Engativá, Fontibón, Puente Aranda, Teusaquillo, Usaquén, Suba, Chapinero, Barrios Unidos, Bachué, Santa Fe y en gran parte de la zona urbana del municipio de Soacha.