Los cerca de 15.000 evacuados por la contingencia de Hidroituago quedarán exentos del pago de las facturas de servicios públicos, pero solo durante el tiempo que fue declarada la alerta roja.

Empresas Públicas de Medellín (EPM), anunció que los usuarios de cerca de 25.000 hogares de los municipios de Tarazá y Cáceres quedarán exentos del pago de servicios públicos, pero solo desde la fecha de la evacuación preventiva hasta que cambió la alerta de roja a amarilla, es decir entre el 16 de mayo y el 14 de junio.

Juan Felipe Valencia, vicepresidente comercial de EPM, explicó que, “hasta el 14 de junio que estuvieron cubiertos por la alerta roja se van a liberar del pago de los consumos de energía eléctrica y para el caso de las financiaciones las cuotas de esos hogares se suspenderán durante el periodo de la alerta roja”.

Los habitantes que pudieron regresar a sus hogares, deberán empezar a pagar las facturas a partir de la fecha de corte.

“Ya quienes están empezando a retornar al municipio porque se levanta la alerta, entonces tendrán consumo normal y pagarán servicios como normalmente lo hacen”, indicó Valencia.

La exención solo se mantiene para los habitantes de Puerto Valdivia que permanecen en albergues del municipio de Valdivia.

Asimismo, EPM anunció que dará un financiamiento especial para el pago de la factura anterior a la contingencia y a la evacuación para usuarios que quedaron sin recursos económicos durante la alerta roja.

Publicidad

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1