Demandas que superan los 19 mil millones de pesos afronta la Alcaldía de Bucaramanga por las agresiones verbales y físicas cometidas por el polémico exalcalde Rodolfo Hernández contra algunos funcionarios y ciudadanos.

Muy caras le saldrán a Bucaramanga las rabietas de su exalcalde, Rodolfo Hernández, recordado por golpear a un concejal, llamar “gordos barrigones” a los bomberos “prostitutas” a las mujeres de Puerto Wilches, “fábricas de chinos pobres”. Las demandas y sanciones penales superan los 19 mil millones.

El exalcalde dice no arrepentirse al tiempo que hace graves denuncia contra la Procuraduría.

Entre sus demandantes están los bomberos de la ciudad que afirman irán hasta las últimas consecuencias porque el daño fue a toda una institución.

Para el ingeniero Hernández Suárez, el desgaste judicial es una prueba de la corrupción que vive el país y eso lo llevará a la Presidencia.

Por las alteraciones en su conducta social el exmandatario Hernández Suárez tiene más de 200 demandas en curso. A la fecha sólo han salido las sanciones de la Procuraduría.