El exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, y su hermano Iván, hacen parte de las 917 personas que están solicitando el ingreso a la JEP como terceros involucrados en el conflicto.

Hasta el momento la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), no ha asignado a ningún magistrado para el trámite de la solicitud.

Moreno Rojas, enfrenta dos condenas de la justicia ordinaria por hechos relacionados con corrupción durante su gestión como alcalde de la capital del país.

La principal condición para ingresar a la JEP, es que los hechos por los que la persona está procesada estén relacionados con el conflicto.

Hasta el momento se desconocen los argumentos de los hermanos Moreno para vincular sus acciones corruptas con el conflicto.