La relacionista del exsenador Mario Castaño confesó ante la Fiscalía que hubo corrupción en varios contratos direccionados en alcaldías y ministerios, y anunció colaboración para delatar a los implicados. Noticentro 1 CM& revela los detalles del acuerdo con el que obtendría inmunidad penal.

El próximo 29 de agosto la Fiscalía presentará ante un juez, un acuerdo con la relacionista pública Nova Lorena Cañón, quien aceptó que participó en actos de corrupción en el caso del exsenador Mario Castaño.

La mujer confesó y decidió colaborar con la Fiscalía para entregar información sobre irregularidades en los Ministerios de Cultura, Interior y Salud y en 22 alcaldías.

Le puede interesar: ‘Confió’ en su compañero policía en medio de asalto al Capitolio y ahora ambos son delincuentes

En un interrogatorio ante la Fiscalía, la mujer reconoce que el exsenador Mario Castaño le hizo varios pagos por sus gestiones ante el Gobierno.

“A principios del 2021 voy donde Alfredo, que es asesor de la ministra Alicia Arango y le preguntamos qué posibilidad hay de que la ministra ayude a Armero Guayabal, cabe destacar que por esta gestión el senador Mario Castaño me dijo que nos pagaba 100 millones de pesos”, dijo en interrogatorio.

La testigo le dijo a la Fiscalía que tras obtener varios contratos en regiones, los pagos por las actividades ilegales se hacían en efectivo en bolsas de basura.

“Me entregó el dinero en una bolsa negra, dinero que conté acá en Bogotá. Me dijo entonces Pablo, ten en cuenta que hay que devolverle a Mario 100 millones, pero chillémosle y devolvámosle 50 millones y que nos deje 50 millones para trabajar los Sacúdete”, agregó.

En su interrogatorio, la mujer le confirma a la Fiscalía lo que se escuchaba en varias interceptaciones telefónicas, que tenían un lenguaje en clave para hablar de las coimas, en este caso llamándolas puntos.

Le recomendamos leer: ¿Sanciones de la JEP conllevan a la pérdida de curules o puestos públicos?

“Ese día el senador Castaño nos dice que viabilicemos los recursos de hacienda, porque allá reporta hay un proyecto de Salamina, Caldas de una Escuela Taller, y por esa gestión nos pagaba 15 puntos, es decir 300 millones de pesos, entonces yo asumí ese compromiso”, señaló la testigo.

La declaración de la testigo sirvió para detener a siete alcaldes y a otras personas cercanas al círculo de Mario Castaño, y ahora se investiga el rol de gobernadores y servidores públicos.