En medio de protestas del Partido Verde y de los congresistas de movimientos de izquierda y alternativos, el presidente del Congreso, Ernesto Macías, posesionó este miércoles a la dirigente conservadora Soledad Tamayo como senadora de la República.

La exconcejal de Bogotá asume como senadora en reemplazo de la excongresista Aída Merlano quien está detenida por delitos electorales como el de la compra de votos.

Antes de la posesión de Tamayo, la segunda vicepresidenta del Senado, Angélica Lozano, expuso que esa curul no debería ser ocupada por cuanto al tratarse de un delito penal, en el caso de Aída Merlano “entra a operar la silla vacía”, es decir que el Partido Conservador perdería ese cupo.

No obstante a que más congresistas de los partidos de oposición secundaron el argumento de Angélica Lozano, el presidente del Congreso le tomó juramento y posesionó como senadora a Soledad Tamayo, con lo cual ya hay 107 de 108 curules que tiene el Senado de la República. La única que no ha sido ocupada es la que le corresponde al excomandante de las Farc, Iván Márquez.

Gerardo Aristizábal