Ante una corte federal del Sur de la Florida de Estados Unidos, el exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno se declaró culpable de los delitos de conspiración para lavado de dinero, conspiración para cometer fraude en giros bancarios y fraude bancario.

Moreno fue extraditado a Estados Unidos, a raíz de la investigación que se adelanta en su contra por presuntamente haber pedido la suma de 100 mil dólares al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons a cambio de entregarle información clave de los procesos penales que adelantaba en su contra la Fiscalía General de la Nación. Suma de la cual recibió 10.000 dólares en territorio americano, concretamente en Miami, Florida.

Frente a la aceptación de cargos, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, recordó que Moreno fue condenado a cuatro años de prisión, por los delitos de concusión y uso indebido de información privilegiada y agregó que aún “tiene cuentas pendientes en relación con algunas indagaciones que cursan como servidor de la justicia”.

Tiene ocho casos que están cubiertos con principio de oportunidad a partir de información muy valiosa que proveyó a la Fiscalía sobre hechos ilícitos que conoció en el ejercicio de abogado

añadió.

Publicidad

Advirtió que “una vez cumpla con su condena en Estados Unidos deberá regresar a Colombia para cumplir con lo que le corresponde en cuanto a la justicia colombiana”.