En el barrio Cabañas del municipio de Bello, Antioquia, fueron encontrados los cuerpos de Milena Jiménez de 43 años y del expolicía José Antonio Vargas Herrera, de 53 años.

El exoficial pensionado, al parecer luego de una pelea matrimonial le disparó a su compañera sentimental y luego se quitó la vida.

Vecinos y amigos están conmocionados con el crimen, pues la mujer oriunda de Floridablanca, departamento de Santander, es recordada como una buena persona.

Las autoridades avanzan en las investigaciones para establecer los móviles reales del homicidio.