Juan Manuel Santos, premio Nobel de Paz y expresidente de la República, rechazó los constantes asesinatos a líderes sociales y advirtió que se trata de una herida abierta que el Gobierno tiene la responsabilidad de suturar.

Consideró que hoy la democracia colombiana es moderna, participativa y pluralista, tanto que en la mesa directiva del Congreso se encuentra Griselda Lobo conocida como Sandra Ramírez una mujer que hasta hace poco estuvo levantada en armas.

Vea también: Cae organización de alias ‘Cheo’ al servicio del ‘Clan del Golfo’ en el Caribe colombiano

El premio Nobel celebró que el presidente Iván Duque hubiera ampliado por otros diez años la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras que vencía este año.