Paulatinamente se cumple la reapertura del comercio organizado en Barranquilla, se inició en las localidades de Río Mar y Suroccidente. Para volver a las actividades, los comerciantes revalidaron los protocolos de bioseguridad.

“Tuvimos una semana de preparación y de antelación para revaluar todos los protocolos, de forma que le podamos brindar a nuestros visitantes y clientes recobrar la seguridad que se ha perdido”, explicó Ricardo Insignares, gerente del centro comercial Buenavista.

Sin embargo, persisten las restricciones para las actividades de esparcimiento.

“Tenemos un 60 % de apertura, obviamente porque tenemos limitaciones como lo son los restaurantes, una categoría bastante amplia dentro del centro comercial”.

Mientras tanto, la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera prorrogó el aislamiento obligatorio hasta el próximo 10 de agosto en los 22 municipios del departamento. También se mantiene el toque de queda y la ley seca los fines de semana.