La Policía Nacional adelantó la Operación ‘Paralela’ o ‘Espejo’, llevada a cabo tras una investigación de más de un año y que se dio tras las capturas a comienzos de año de cuatro personas con fines de extradición.

Entre ellos se encontraba Carlos Alberto Salazar, conocido como ‘el Señor de la Bata’, líder de la organización y considerado uno de los mayores traficantes de heroína del país.

Investigadores de la Dirección de Antinárcoticos desarrollaron la materialización con medida cautelar de extinción de dominio a 557 bienes: 56 inmuebles, 17 vehículos, 4 sociedades comerciales, 473 semovientes y 5 establecimientos de comercio, en Antioquia, Risaralda, Valle del Cauca, Caldas, Santander y Huila.

Esta organización, que tendría nexos con el Grupo Delincuencial Organizado (GDO) ‘La Oficina’ o ‘Cordillera’, el ‘Cartel de Sinaloa’ y el ‘Clan del Golfo’, utilizaba a terceros como testaferros para dejar las propiedades a su nombre y así evitar ser detectados por las autoridades.

También algunos de sus integrantes se hacían pasar por comerciantes dedicados a la compra y venta de ganado con el objetivo de realizar actividades de lavado de dinero producto del narcotráfico.

Publicidad

Los bienes ocupados tienen un valor aproximado de 9,2 millones de dólares.