Las autoridades extraditaron hacia Canadá, a un hombre sindicado de abusar sexualmente de su propia hija de 10 años.

De acuerdo con la investigación, desde el 2008 el hombre había emigrado a la ciudad de Quebec (Canadá) con su esposa e hijos, después de haberse establecido en territorio canadiense agredió física y psicológicamente a sus hijos, durante cinco años, hecho que causó en los menores graves traumas psicológicos y daños irreparables en su personalidad.

Uno de estos vejámenes fueron las continuas violaciones a su hija de 10 años de edad, durante más de cuatro meses, hecho que perjudicó su normal desarrollo personal y que obligó a las autoridades canadienses a realizar un acompañamiento especializado a los menores, con el fin de restablecer sus derechos.

Tras percatarse del contundente acerbo probatorio obtenido por la policía de Quebec en su contra, el hombre se dio a la fuga en el 2015 y regresó a Colombia donde se ocultaba de las autoridades.

Por los hechos cometidos en territorio canadiense, esta persona fue extraditada y deberá comparecer ante la Corte Superior de Quebec.