Tulio Noriega fue llevado la noche de este domingo a una IPS de Barranquilla. Llegó con problemas respiratorios y requería reanimación, pero se demoraron más de media hora en hacerlo seguir.

 

Fue una larga lucha de los familiares y el personal de paramédicos, pero tras ser ingresado el paciente estuvo toda una noche sin respirador.

 

Lea también: Alcalde de Medellín designa a Jorge Andrés Carrillo como nuevo gerente de EPM

 

Mi padre no muere en la puerta del hospital porque la ambulancia tenía un dispositivo de oxígeno que le permitió subsanar una crisis respiratoria que se le presentó en ese momento“, dijo Hollman Noriega, hijo de don Tulio.

 

Como la protesta continuó, el cruce de palabras siguió y el vigilante de turno sacó un arma de fuego.

 

Vea también: Dos generales activos del Ejército, a responder por falsos positivos

 

Acá el tema es la humanidad, el tema de la parte médica porque ellos son peones, son personas que cumplen órdenes. La orden la dan los que están dirigiendo y los que ordenan son médicos. Y si los médicos dicen no vamos a atender a más nadie no sé para qué carajo estudiaron medicina, para qué hacer un juramento en el que se comprometen con la vida de los humanos“, aseguró Hollman.

Publicidad

 

Según narran familiares, fue pésima la atención en la IPS.

 

 

No le prestaron ningún tipo de atención primaria no le hicieron ningún tipo de procedimiento y al final cuando mi padre fallece me lo encuentro con una bolsa y me dicen que es un paciente Covid. A mi padre le habían practicado una prueba la cual salió negativa“, detalló el hijo de don Tulio.

 

En un comunicado, la IPS que presta servicios a la Nueva EPS lamentó “el comportamiento del guardia de seguridad” e informó que “se han iniciado las investigaciones de lo ocurrido, para lo cual, se llamó a descargos a la empresa contratista que presta el servicio de vigilancia en la sede, y, como acción inmediata, se ha solicitado a la empresa retirar al vigilante de la sede“.