El exjefe del Cartel de Cali, Gilberto Rodríguez Orejuela falleció en la madrugada de este miércoles en una cárcel en Estados Unidos.

De acuerdo con información preliminar, Rodríguez Orejuela tenía 83 años de edad y desde el 3 de diciembre de 2004 se encontraba preso en Estados Unidos cumpliendo una condena de 30 años por narcotráfico y enriquecimiento ilícito. Además, había estado en varias cárceles durante los últimos 25 años.

Le puede interesar: Todo sobre la vacuna de la viruela del mono: quién la fabrica y cómo funciona

Al exjefe de Cali le diagnosticaron -en su momento- cáncer de colon, de próstata hipertensión, gota y trastornos psiquiátricos.

Rodríguez Orejuela, fue uno de los jefes y fundadores del Cartel de Cali, liderazgo que compartía con su hermano Miguel, en la mayor época de violencia por narcotráfico en Colombia, cuando el abatido capo Pablo Escobar (1949-1993) dirigía el Cartel de Medellín.

Lea más: Biden anuncia que EEUU enviará más sistemas de misiles avanzados a Ucrania

Los hermanos Rodríguez Orejuela empezaron trabajando en oficios modestos, crearon una cadena de farmacias y formaron un conglomerado con bancos y equipos deportivos, al tiempo que adquirían poder en numerosos sectores del país y sobornaban a políticos.

Las autoridades colombianas capturaron o forzaron a entregarse en 1995 a los siete principales jefes del Cartel de Cali, entre ellos los dos hermanos.

Conozca más: Centro Democrático le responde a Rodolfo Hernández

Aunque los Rodríguez Orejuela cumplían condenas en Colombia, fueron extraditados a EE.UU., donde tribunales de Florida y Nueva York los acusaron del envío de más de 50 toneladas de cocaína hacia ese país y en 2006 los sentenciaron a 30 años de prisión.