Ángela Hernández, exdiputada del departamento de Santander, luchó fuertemente contra el cáncer, y aunque ganó algunas batallas falleció este domingo a sus 31 años.

En la madrugada de este primero de mayo, Hernández publicó en sus redes sociales un mensaje que produjo incertidumbre, alegría y entereza, pero resaltando siempre su fe en Dios.

En video: Un hombre que mendigaba con muletas en el semáforo se peleó con un transeúnte y salió corriendo

“Espero firmemente no hacer nada que pueda avergonzarme. Al contrario, sea que yo viva o muera, quiero portarme siempre con valor para que, por medio de mí, la gente hable de lo maravilloso que es Cristo. Si vivo, quiero hacerlo para servir a Cristo, pero si muero, salgo ganando”, expresó la exdiputada en la madrugada de este domingo.

Y acompañó su publicación con un cita bíblica: “En realidad, no sé qué es mejor, y me cuesta mucho trabajo elegir. En caso de seguir con vida, puedo serle útil a Dios aquí en la tierra; pero si muero, iré a reunirme con Jesucristo, lo cual es mil veces mejor. Filipenses 1:20-23 _TLA”.

Jefferson Vega, su esposo y compañero en el frente de batalla, publicó unas cortas palabras por la partida de Hernández: “Gracias Dios mío por prestarme a mi reina”.

Casi dos horas después, el expresidente Álvaro Uribe fue una de las primeras personas en reaccionar: “Partió Ángela, una vida corta pero ejemplar”.

Podría leer: Aunque ordenaron dejar en libertad a estadounidense señalada de participar en actos vandálicos, continúa detenida

Hernández militó en el Centro Democrático, donde se destacó durante su carrera política por su activismo y defensa de los valores religiosos. Asimismo, la abogada fue concejal de Floridablanca municipio donde nació.

Su lucha contra el cáncer: ‘La Gira Rosa’

En antesala de un debate para las elecciones regionales del 2019, Ángela Hernández se dispuso para ponerse un micrófono de solapa cuando sintió un bulto extraño en su pecho, sin embargo no se sorprendió ya que desde el 2016, venía practicándose exámenes para determinar qué tenía en su cuerpo.

Según contó en su momento la abogada, era una bolsa de grasa y acorde con los diagnósticos de los médicos, se podía disolver con vitamina E.

Lea más: Zelenski dice que Kiev hace “todo lo posible” para evacuar Mariúpol

Sin embargo, en enero del 2020, esa masa ya era de un tamaño considerable y fue hasta ese entonces cuando le practicaron una biopsia, la cual, meses después y en plena pandemia revelaría que era un cáncer de mama. No obstante, el golpe fue mayor, ya que la enfermedad había avanzado considerablemente.

Pero el dictamen no la detendría, pues Hernández acompañada por su esposo, su hijo y su familia emprendió una lucha para tratar la enfermedad.

Mire también: Renunció diputado británico que miró videos pornográficos durante sesión legislativa

Inició con quimioterapias, pero el tratamiento no estaba dando los resultados que esperaba, por lo cual, los especialistas optaron por operarla y quitarle uno de sus senos.

En junio del 2021, Hernández celebró que había desaparecido el cáncer de su cuerpo, parecía que estaba saliendo victoriosa de esa batalla, pero solo fue una tregua que más adelante volvería.

En ese instante, Ángela Hernández inició con ‘La Gira Rosa’, un programa con el que recorrió el país generando conciencia en las empresas y los territorios en función de su historia de vida.

Entre los componentes que más destacaba Hernández fue la importancia de practicarse el autoexamen para poder detectar la enfermedad a tiempo.

En video: Un hombre que mendigaba con muletas en el semáforo se peleó con un transeúnte y salió corriendo

Aunque todo parecía andar muy bien con su carrera, las alarmas se volvieron a encender cuando comenzó a sentir adormecimiento de extremidades y parálisis facial.

El 7 de diciembre del 2021 los exámenes anunciaron que el cáncer, ese viejo ‘acompañante’ con el que estuvo luchando durante el 2020 y parte del 2021, había regresado. Unas células cancerígenas causaron una inflamación en la columna de Ángela, las cuales provocaron esa inflamación en su cuerpo.

Esta vez, el cáncer estaba más imponente y junto a su esposo Ángela aseguró que: “Necesitamos un milagro, y conocemos el Dios de los milagros”.

Lea más: Procuraduría instó a la Cancillería a optimizar el trámite para la expedición de pasaportes

A finales de enero del 2022, la exdiputada recibió la autorización del personal médico del Hospital Internacional de Colombia para que retornara a su casa y, junto a su familia recibió toda la fuerza que la mantuvo luchando hasta el último momento.

Sin embargo, en los últimos días su salud empezó a deteriorarse y fue este domingo que se conoció que falleció: “Si muero, iré a reunirme con Jesucristo, lo cual es mil veces mejor”.