El Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bucaramanga ordenó al Ministerio de Salud y a la Clínica Guane de Bucaramanga, aplicar en un término de 48 horas las segundas dosis de la vacuna contra el COVID-19, a dos habitantes de esa ciudad.

Se trata de un fallo de tutela en el que además el juez consideró que no hay evidencia científica que sustente la decisión del Ministerio de Salud de ampliar de 28 a 84 días el intervalo para completar los esquemas de vacunación.

Consultado por Noticentro1 CM& al respecto, el expresidente de la Corte Constitucional Juan Carlos Henao planteó el siguiente interrogante:

 

Te puede interesar: Lista reglamentación para aplicar terceras dosis a mayores de 70 años

 

¿Qué ocurre si se viene una tutelatón donde todos los colombianos interponen tutelas en este sentido? Estaría en peligro el principio a la igualdad porque se debe ponderar este principio con el derecho a la salud individual”.

El jurista consideró que “si se empiezan a colocar vacunas individuales a personas vía tutela se resquebraja la igualdad que hay en el esquema que se ha organizado hasta el presente”.

En el fallo de tutela el juez señala que “ninguna otra autoridad podrá contravenir las indicaciones o prescripciones del laboratorio para modificar los periodos de aplicación”.

 

Mira también: Aumentaron en un 28 % las muertes violentas en Colombia

Además, el juez advierte que “alterar las indicaciones del fabricante de un medicamento implica poner en riesgo la salud del paciente”.

En consecuencia, el juez amparó con esta decisión los derechos fundamentales a la salud y la vida de Rafael Felipe Montero y Camilo Andrés Montero, quienes ya recibieron su segunda dosis.