La familia de uno de los militares colombianos abatidos en Haití pidió claridad sobre lo ocurrido y aseguró que su ser querido no tuvo nada que ver con el magnicidio del presidente Jovenel Moïse.

Jenny Capador asegura que su hermano Duverney, uno de los cuatro presuntos integrantes del comando que habría asesinado al presidente haitiano y que murió durante un operativo, era exmilitar honorable que había viajado a Haití para proteger a dignatarios de ese país.

 

Le puede interesar: “Hemos detectado que no fueron los colombianos”: senador de Haití sobre asesinato del presidente

 

La mujer asegura que Duberney se comunicó ese mismo día con ella y la puso en alerta sobre la situación compleja en la que se hallaba.