Un abrazo entre la madre del soldado y la familia de Juliana Giraldo en el lugar de la muerte fue el primer mensaje de perdón.

«Quiero que haya justicia porque mi hermana murió de una manera miserable, con la señora fue un momento, comprendo a esa familia, me pongo en sus zapatos porque están pasando también una desgracia familiar por lo que hizo su hijo», indicó Aura María Díaz, hermana de Juliana.

Los parientes agradecen las muestras de solidaridad pero piden no generar más violencia por lo ocurrido.

«Estamos en todo el derecho a manifestarnos por lo que pasó, de manera pacífica, tranquilidad, no queremos que esta muerte de mi hermana genere más violencia», aseguró la hermana de Juliana.

También cuestionan el trino del Ministerio de la Defensa exaltando a un soldado.

Publicidad

«Muy indolente, gloria al soldado cuando no han pasado ni 24 horas lo de mi hermana», manifestó Aura María Díaz.

Juliana tenía 36 años, soñaba con tener una peluquería para regalarle una casa a su mamá.

La misma que llegará este sábado a las 10:00 de la noche desde España en un vuelo humanitario para darle el último adiós es su natal Jamundí (Valle del Cauca).