La Policía capturó a los cinco integrantes de una peligrosa red criminal que se dedicaba al envío de estupefacientes a Europa a través de pasajeros en su equipaje. Tres de ellos eran un hombre, su esposa y su hijo.

La banda criminal, compuesta por familiares, era la encargada de reclutar jóvenes y convencerlos para viajar a Estados Unidos y Europa con droga dentro de su equipaje. La mercancía era preparada y camuflada por ellos en el doble fondo de las maletas que llevarían los jóvenes desde Bogotá hacia París.

Otra de las modalidades, aseguran las autoridades, era la de violar la seguridad de algunos contenedores para abrirlos e introducir en ellos maletas o tulas con el estupefaciente.

Buscaban siempre contenedores que fueran a ser embarcados a puertos españoles.

La investigación, iniciada por la Dijín hace seis meses, permitió adelantar operativos en Cundinamarca, Cauca y Caldas; entre los capturados está alias Henry o el Ingeniero que se encargaba de comprar la cocaína y en asocio con narcotraficantes ecuatorianos coordinaba el envío de la mercancía al exterior.

Jorge Bermúdez