Mientras que 86 familias de Peque, Antioquia, retornaron a sus hogares, otras 23 familias se desplazaron hacia la cabecera municipal desde dos veredas.

El Ejército y la Unidad de Víctimas acompañan el regreso de 300 campesinos que llegaron de las veredas Nueva Llanadas, Candelaria y Renegado Valle.

Pero de acuerdo con Yesid Zapata, miembro del Proceso Social de Garantías a Defensores de DD.HH., en el territorio no hay las suficientes garantías para que las comunidades puedan volver a sus lugares de origen.

Hasta el momento se conoce que las autoridades brindan acompañamiento y ayudas humanitarias a estas nuevas familias, así como a 10 núcleos familiares anteriores que no quisieron retornar por falta de garantías de seguridad.