El partido Farc denunció el asesinato de Ángel Alberto Calderón, un desmovilizado atacado en el departamento de Putumayo.

El crimen elevó a 201 los homicidios contra excombatientes desde finales de 2016, cuando la guerrilla firmó el acuerdo de paz.

«Se completan 201 asesinatos. En el cabildo Santa Rosa de Puerto Asís, Putumayo, fue asesinado con disparos de bala el exguerrillero Ángel Alberto Calderón», informó el partido político.

De acuerdo con información preliminar, el excombatiente en proceso de reincorporación estaba cortando madera cuando dos sujetos desconocidos le dispararon en varias ocasiones.

Integrantes del colectivo cuestionaron el silencio del Gobierno y exigieron al presidente Iván Duque medidas urgentes para detener el asesinato de los exguerrilleros que se acogieron al proceso de desmovilización.

«Exigimos garantías para la vida y la inmediata implementación«, dijo en su cuenta de Twitter el senador por el partido Farc, Pablo Catatumbo.

Los crímenes contra exguerrilleros son uno de los mayores obstáculos para la implementación de la paz el país, según un informe del Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame, de EE.UU.