El desmovilizado Jorge Iván Ramos, miembro de la dirección nacional del partido FARC, fue asesinado en una zona rural de Bolívar, informó este sábado esa colectividad.

El exguerrillero fue asesinado por desconocidos en el caserío Palmachica, que hace parte del municipio de Santa Rosa, detalló en redes sociales el partido FARC, que surgió luego de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la entonces guerrilla, en 2016.

Ramos, conocido en su época de guerrillero como «Mario Morales» comandó el otrora frente 37, integraba la dirección nacional del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Además, el desmovilizado era miembro de la junta de direccionamiento estratégico del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) y lideraba otras labores de implementación del acuerdo de paz.

Con la de Ramos ya son 225 los excombatientes de la FARC asesinados desde la firma del acuerdo de paz, según cifras de la exguerrilla.

Publicidad

Un informe publicado a mediados de este año por el Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame (EE.UU.) indicaba que los crímenes contra los desmovilizados de las FARC son uno de los mayores obstáculos para la implementación de la paz de Colombia.

El documento subrayó que el asesinato de más de 200 exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo firmado con el Gobierno es la «principal cascada negativa» para el proceso de paz colombiano porque genera la sensación de que «no se está avanzando con nada».