Como el hombre que estuvo al frente de las negociaciones que desmovilizaron a la guerrilla de las Farc, Humberto de la Calle espera que los miembros del secretariado, imputados por la JEP, reconozcan sus delitos y se acojan a la sanción que les sea impuesta.

“Sin complacencias, es durísima, que califica esto como actos de guerra y delitos de lesa humanidad que obliga a las Farc a asumirlos para obtener sanciones, cuyo monitoreo, por parte del estado, es esencial”, dijo de la Calle.

Y destacó las decisiones de la JEP como un hito histórico en los procesos de paz del mundo, construido de mano de las víctimas.

Vea también: Video: Así venden paquetes migratorios ilegales a venezolanos para pasar a Colombia

“Satisface más a las víctimas que estos señores las reparen a que estén encerrados, en la cárcel, durante el mismo número de años”, aseguró.

Las sanciones que les impondrá la JEP a los jefes de las Farc que hicieron parte del secretariado irán entre cinco y ocho años de trabajo comunitario a favor de las víctimas de los delitos cometidos por esa organización.

Publicidad

“Entre cinco y ochos años, por ejemplo, desminar, reparar la infraestructura destruida, cooperar con las comunidades, reunirse con los hijos, con los huérfanos… entenderse”, dijo de la Calle.

Dijo Humberto de la Calle, que es un deber de las Farc reconocer y reparar a las víctimas, y un derecho de las victimas decidir si perdonan o no. Y que el Estado tiene la obligación de vigilar porque las sanciones que imponga la JEP sean cumplidas por los miembros del secretariado.