Las empresas farmacéuticas deberán declarar los pagos y otros beneficios o reconocimientos que concedan a prescriptores, científicos e investigadores como una medida que busca promover la transparencia en las relaciones entre los actores del sistema de salud.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró que la medida incluye a profesionales de la salud, pacientes, sociedades científicas, docentes, EPS, periodistas y jefes de compra de hospitales.  

“La resolución de transferencias de valor está basada en buenas prácticas internacionales que buscan revelar estas formas legítimas, pero que deben ser de conocimiento público, sobre cómo las compañías farmacéuticas se relacionan con prescriptores, investigadores y científicos”, explicó Gaviria.

Los productores y distribuidores de medicamentos y dispositivos médicos, así como las asociaciones gremiales que los representan, tendrán que informar sobre las invitaciones a viajes, comidas, obsequios, congresos médicos, pagos por conferencias, eventos y demás tipos de transferencias de valor que realicen los distintos actores del sistema de salud.

En un sistema como el colombiano, en el que el 85 % de los recursos son públicos, se necesitan normas de transparencia para buscar la legitimidad, la confianza, la sostenibilidad del sistema y en últimas la salud de la gente

puntualizó el ministro.

El reporte de las transferencias de valor tendrá que hacerse por medio de una aplicación web. La declaración deberá hacerse cuando los montos superen los 78.000 pesos (tres salarios mínimos diarios) si se trata de comidas o pequeños recordatorios, y los 781.242 pesos (un salario mínimo) si se trata de cualquiera de las otras transferencias contempladas en la nueva normativa.