Varios colectivos feministas solicitaron a las autoridades investigar la posible “inducción a la prostitución del que posiblemente ha sido víctima la madre de Sara Sofía“, la bebé desaparecida que están buscando en 196 países.

Según estas organizaciones, la madre de la pequeña, Carolina Galván, pudo haber sido “inducida y captada por un proxeneta que ha explotado a otras mujeres y se ha quedado con sus hijos”.

Es así como la Fundación Dignidad Abolicionista y otros grupos feministas están abogando por los derechos de la mujer que confesó haber lanzado a la bebé a un río en Bogotá, aunque las autoridades creen que la pequeña sigue con vida.

Por eso, piden con “urgencia y prioridad, la atención médica y psicológica de la madre de Sara Sofía”, así como su protección por ser una presunta “víctima de explotación sexual”.

Publicidad

Asimismo, la fundación señala que “rechaza y lamenta” la desaparición forzada de la niña.

En el texto, la organización feminista también le pide a la prensa dejar de “naturalizar estas violencias, de culpabilizar a sus víctimas y de utilizar eufemismos como llamarlas ‘trabajadoras sexuales'”.

“Todas esas formas de referirse al victimario y a la víctima favorecen la comisión de estas violencias, su invisibilización e impunidad”, agregaron.

Por ahora, Carolina Galván se encuentra recluida en una cárcel mientras se comprueban las hipótesis sobre el paradero o desaparición de la niña Sara Sofía.