El toque de queda y la ley seca sigue siendo violado por muchos habitantes de Cali, este fin de semana fueron desactivadas 145 fiestas en la ciudad.

Durante este fin de semana se atendieron 5.170 requerimientos de los cuales 732 eran riñas.

«Nuestros dispositivos especiales permitieron atender los múltiples llamados que nos llegan a la línea de emergencia relacionados con  riñas, violencia intrafamiliar, sonidos a alto volumen y escándalos que fueron intervenidos», informó el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

De otra parte, en Palmira las autoridades previnieron que se llevara a cabo una fiesta electrónica convocada por redes sociales.

«Se ha evitado una situación que podía tener a más de 400 o 500 personas efectivamente en contagio o posible contagio”, dijo Álvaro Arenas, secretario de seguridad de Palmira.

Asimismo, más de 300 conductores han sido sancionados por transitar en vías del Valle violando la norma de aislamiento.

«Durante este fin de semana se han movilizado más de 62 mil vehículos. Se han realizado más de 320 órdenes de comparendos y 162 pruebas de embriaguez, dos de ellas positivas», reveló el coronel Hernán Carvajal, jefe de Tránsito del Valle.

Las normas restrictivas en Cali tendrán vigencia hasta las 5:00 a.m. del martes 30 de junio.