Pese a ser decretada la ley seca en 28 barrios de Cali, 117 fiestas fueron desactivadas en un solo día por la Secretaría de Seguridad y la Policía, para un total de 271 encuentros durante este fin de semana.

«Este fin de semana hemos identificado situaciones complejas, consumo de licor en estaciones de servicio, grupos musicales en vivo, grandes consumos de licor, fiestas con más de 30 personas, música a alto volumen, tiendas con hasta 35 personas y riñas», dijo Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección y Vigilancia de Cali.

La Línea 123 colapsó luego de recibir 14.500 llamadas, se atendieron 570 riñas, 150 de ellas por violencia intrafamiliar y durante los operativos un uniformado resultó herido mientras que el agresor murió.

«Lamentablemente en uno de estos procedimientos es atacado con un arma tipo machete causándole heridas en sus extremidades, el otro compañero impacta con arma de fuego al agresor  y por la gravedad de la herida fallece», informó el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

En las últimas 24 horas se han presentado seis muertes violentas en la capital del valle.