Firmantes de paz, exintegrantes de las antiguas FARC-EP, en compañía de invitados(as) internacionales, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Misión de Verificación de Naciones Unidas en Colombia, entregaron un documento con 58 recomendaciones para fortalecer su reincorporación política, social y económica.

Estas recomendaciones son el resultado de dos días de intercambio de experiencias entre 180 personas –firmantes de paz, exintegrantes del M-19, del Quintín Lame, exintegrantes de grupos armados de Guatemala y El Salvador, entre otros.

Le puede interesar: Reino Unido en recesión: confirma el ministro de Economía, Jeremy Hunt

La apuesta de la reincorporación comprende un trabajo integral con las comunidades aledañas. Por eso, una de las recomendaciones planteadas señala que se pueda “fortalecer capacidades organizativas del colectivo de firmantes y de comunidades para avanzar en agendas conjuntas en materia de reincorporación comunitaria y temas estratégicos de mutuo interés. El Programa Integral de Reincorporación en sus componentes de reincorporación comunitaria y de participación debe impulsar estas acciones con los recursos adecuados”.

A su vez, para los(as) firmantes, el acceso a tierras es muy importante de cara a sus apuestas de vivienda y proyectos productivos. Por eso, otra de las recomendaciones planteadas sugiere la necesidad de “avanzar en la formulación e implementación de un programa especial de acceso y dotación de tierras para la reincorporación desde las necesidades de proyectos productivos.”

Clic aquí para ver el documento con las recomendaciones.