Desde Washington el fiscal general Francisco Barbosa arremetió contra el gobierno por el proceso de negociación con el clan del golfo. Dijo que suspender la persecución a las organizaciones narcotraficantes es como plantear un cese al fuego con Pablo Escobar o el Cartel de Cali.

Sigue la tensión entre el fiscal general Francisco Barbosa y el presidente Gustavo Petro que se desencadenó por la petición del Gobierno de levantar la orden de captura de 16 cabecillas del Clan del Golfo, incluido alias ‘Chiquito Malo’ y alias ‘Gonzalito’, sucesores de alias ‘Otoniel’, tras su captura y posterior extradición.

El fiscal estuvo reunido con voceros del departamento de Justicia de Estados Unidos, y con el fiscal general de ese país, Merrick Garland. Barbosa expuso su preocupación ante las autoridades norteamericanas.

También puedes leer: El “desayuno sorpresa” con una granada que recibió el director del INPEC

“Nunca antes se había hecho un cese de actividad con organizaciones narcotraficantes es como hacer un cese al fuego con Pablo Escobar o con el Cartel de Cali”

Barbosa explicó en Estados Unidos que no hay una ley, que defina cómo tiene que ser el sometimiento de las bandas criminales, por lo que aclara que si bien él levantó las órdenes de captura en contra de los negociadores de paz del ELN, en el caso del Clan del Golfo no se puede hacer, al no existir el marco jurídico para ello.

“Tienen que pagar esas penas en prisión, tienen que reparar a las víctimas, tiene que haber garantía de no extradición y no elegibilidad política”.

El fiscal General se reunirá el lunes 30 de enero con el presidente Gustavo Petro para abordar el tema de la paz total y las mesas de seguimiento de los bienes decomisados a los grupos criminales.