Una fiscal acusó formalmente al exjefe paramilitar Hernán Giraldo Serna, “Cabecilla del mal” del denominado ‘Bloque Resistencia Tayrona’ de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), como presunto responsable de los delitos de acceso carnal violento, trata de personas, aborto y tortura en persona protegida.

Según se logró determinar, varios de los punibles por los que es acusado Giraldo Serna, habrían ocurrido posterior a su desmovilización y acogimiento al proceso de Justicia y Paz dispuesto para los integrantes de las organizaciones paramilitares.

Lea también: Andrés Escobar denunció ser víctima de por lo menos tres atentados contra su vida: “he colocado más de 50 denuncias”

Las evidencias recaudadas por la Fiscalía General de la Nación señalan que, al menos, cuatro menores de edad habrían sido instrumentalizadas e ingresadas mediante engaños a centros de reclusión ubicados en Antioquia y Atlántico donde estuvo privado de la libertad Giraldo Serna, entre febrero de 2006 y mayo de 2008.

Según la investigación, las víctimas todas menores de 14 años, habrían sido abusadas sexualmente por Giraldo.

Conozca más: Los médicos de la reina Isabel II, “preocupados” por su estado de salud

El material probatorio recaudado permitió establecer que una de las agredidas quedó en embarazo, al parecer, producto de los abusos atribuidos a Giraldo; quien también habría dado la orden de hacer abortar a la menor.

Ante la posibilidad de prescripción del delito de violencia sexual por los que está siendo judicializado el exjefe paramilitar, el ente investigador declaró delito de lesa humanidad la conducta de violencia sexual que habría sido perpetrada por parte de Giraldo Serna.

De esta manera, este delito es considerado como imprescriptible.