La Fiscalía pudo determinar que el pasado 12 de agosto del presente año, Juan Carlos Loaiza Ocampo y Jefferson Marcial Angulo Quiñonez, en compañía de Gabriel Alejandro Bejarano, alias ‘El Mono’, emboscaron y sometieron a la fuerza a cinco muchachos en el barrio Llano Verde de Cali.

Según las investigaciones, los hicieron poner de rodillas y puestos en estado de indefensión, torturaron a dos de ellos y después los asesinaron.

‘’Es por ese motivo que la Fiscalía los acuso de homicidio agravado, en concurso homogéneo por el mismo delito, y porte ilegal de armas de fuego’’, indicó el abogado de una de las víctimas, Elmer Montaña.

Los dos acusados podrían ser condenados a una pena de 60 años de cárcel, sin derecho a ningún tipo de rebaja o beneficio por expresa prohibición de la ley.

‘’Extrañamos que la Fiscalía no les haya imputado y acusado también por el delito de tortura pese a que existen constancia de Medicina Legal en el sentido que dos de los jóvenes asesinados habían sido torturados’’, agregó Montaña.

En el múltiple crimen que causó consternación en la ciudad fueron asesinados: Juan Manuel Montaño, Leyder Cárdenas, Jean Paul Perlaza, Jair Andrés Cortés y Álvaro José Caicedo.

Publicidad

Los dos hombres señalan que la persona que disparó contra los menores fue Gabriel Alejandro Bejarano, el tercer hombre vinculado con el crimen, y quien es buscado por la Policía.

Las autoridades del Valle del Cauca ofrecen actualmente una recompensa de $20 millones a quien brinde información de su paradero.