La Fiscalía General de la Nación acusó formalmente al exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, por lo que se dio inicio formal al juicio contra el exfuncionario.

Entre los 15 testigos solicitados por la Fiscalía figuran: el exfiscal Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, y el exsenador, Musa Besaile, quienes serán los testigos estrella del caso.

Entre otras personas llamadas a declarar, figuran funcionarios y extrabajadores de la Fiscalía quienes darían constancia del presunto tráfico de influencias en entidades como el ente acusador, y Fonade.

La Fiscalía señala a Ricaurte por presuntamente entorpecer los procesos del senador Álvaro Ashton, el del exparlamentario Musa Besaile, y el de los exgobernadores Juan Carlos Abadía y Alejandro Lyons.

Ricaurte deberá responder por los delitos de, concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias, y utilización indebida de información privilegiada.