Por medio de una carta, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez advierte al alcalde (e) de Cartagena, Sergio Londoño Surek, sobre inminentes tragedias que se podrían presentar en la ciudad como el desplome del edificio Blas de Lezo, que ocurrió en abril de 2017, en el que murieron 21 personas y 23 más resultaron heridas.

Martínez le pidió al alcalde tomar acciones “para garantizar la vida y la integridad de los habitantes de estos inmuebles, pues como se advierte en los estudios de patología estructural y vulneración sísmica, aquellos que están en inminente riesgo de desplome, motivo por el cual los expertos recomiendan el desalojo inmediato de las edificaciones”.

Conozca la carta enviada por el Fiscal al alcalde encargado 

Mañana la Fiscalía solicitará ante un juez de control de garantías de Cartagena que imparta medidas de protección.

Estos son los edificios en riesgo de colapso mencionados por la Fiscalía