La Fiscalía descartó el abuso sexual en contra de Alison Meléndez en Popayán, pero todavía examina las pruebas para establecer si la menor sufrió un acto sexual abusivo.

Además, la Fiscalía tiene en su poder un vídeo de la URI donde la menor fue trasladada en el que queda en evidencia que no fue tocada por ningún policía en esa instalación y que en dicho momento estaba acompañada de un defensor de derechos humanos.

El pasado 13 de mayo se conoció la presunta retención y agresión sexual en contra de una adolescente de 17 años, Alison Meléndez, dentro de las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), en la ciudad de Popayán.

Publicidad

 

Le puede interesar: Bogotá continúa con toque de queda nocturno y ley seca

La menor se quitó la vida después de haber publicado el presunto abuso sexual por parte del ESMAD en la capital del Cauca.

Para esclarecer los hechos del caso la Fiscalía conformó el pasado 14 de mayo un equipo especial, liderado por la fiscal coordinadora del grupo de género, experta en temas de violencia de género con enfoque en niñas, niños y adolescentes, así como en derechos humanos y derecho internacional humanitario, de la ciudad de Bogotá.

Asimismo, la Procuraduría inició ese mismo 14 de mayo indagación preliminar contra integrantes de la Policía con ocasión de la presunta retención y agresión sexual a la adolescente de 17 años.