Un juez de Bucaramanga dará inicio al juicio contra Lucila Gutiérrez, exrectora del colegio Nuestra Señora del Rosario de la vereda Riachuelo de Charalá, Santander, señalada de ser la proxeneta de las autodefensas. La Fiscalía la acusa de entregar por lo menos 25 estudiantes a los paramilitares de alias ‘Julián Bolívar’ para sostener relaciones sexuales entre los años 2000 y 2004.

A Lucila Gutiérrez se le imputaron los cargos de violencia sexual, concierto para delinquir y reclutamiento ilícito. Pero la Fiscalía también vincula al esposo de la profesora, el exconcejal de Charalá Luis Moreno, quien fue capturado por sus vínculos con los paramilitares.

El exconcejal Luis Moreno enfrenta, además, dos procesos adicionales. Uno por el secuestro del exalcalde de Charalá, Jorge Marín Rivera, y otro por el homicidio de Libardo Díaz. Hace cuatro años Moreno dijo que los paramilitares en Santander no buscaban a las niñas de Riachuelo sino al contrario.

La Dirección de Análisis y Contexto de la Fiscalía señala en el expediente que Lucila Gutiérrez y Luis Moreno organizaban bazares y reinados para los paramilitares y facilitaron abusos sexuales en las instalaciones del colegio.

Publicidad